Posts

Las malas hierbas… de raíz!

Las malas hierbas… de raíz!

Si eres aficionado a la jardinería o tienes un huerto en casa, tú mejor que nadie, sabes lo importante que es quitar las malas hierbas de raíz  a medida que van saliendo; ésta es la única forma de evitar su proliferación y que puedan acabar en poco tiempo con todo lo que, durante meses, has plantado y cultivado con tanto esfuerzo y cariño.

Pues como si de un hermoso jardín se tratara, nuestro cuerpo también necesita ser cuidado de forma adecuada, si no queremos que nuestros malos hábitos campen a sus anchas y terminen perjudicando seriamente nuestra salud. Un mal hábito es como una mala hierba, o vamos al origen y lo transformamos de raíz, o cada cierto tiempo tendremos que padecer sus consecuencias.

Esto es precisamente lo que sucede cada vez  que empezamos una dieta, compramos el producto adelgazante o entramos en el quirófano con la esperanza de que sea la solución definitiva a nuestro «problema de peso» en lugar de ir al verdadero origen del problema, que las consecuencias de nuestra mala elección no se hacen esperar y en menos de lo que nunca nos hubiesemos imaginado, volvemos a recuperar los kilos perdidos y en ocasiones, incluso más; es entonces, cuando nos damos cuenta de que todo el esfuerzo realizado ha sido en vano, y estamos nuevamente en el punto de partida.

Entrar en este circulo vicioso, de pérdidas y ganancias de peso es peligroso para nuestra salud. Un cuerpo sano, es capaz de mantener su equilibrio natural aunque  ciertos factores varíen en un momento determinado. Si la alteración de estos factores se prolonga en el tiempo, como ocurre cuando subimos y bajamos de peso frecuentemente, el cuerpo puede llegar a perder su capacidad para reestablecer su equilibrio y, es entonces cuando enferma.

Nuestra salud es lo más importante y nuestros hábitos alimentarios y de vida son los responsables del mantenimiento o no de nuestra salud. Tener sobrepeso es un síntoma, es una señal que nos indica que algo de lo que estamos haciendo no está bien. Querer eliminar el sobrepeso utilizando métodos drásticos sin corregir el mal hábito que lo está provocando, es lo mismo que quitar sólo las hojas superiores de las malas hiebas y dejar las raices; será sólo cuestión de tiempo que el problema vuelva a surgir y cada será más difícil solucionarlo.

Tu decides, si quieres pasarte la vida lidiando con tu peso o prefieres corregir tus malos hábitos de una vez y olvidarte de las malas hierbas para siempre.

 

 

0