Posts

¿Qué son los Aditivos Alimentarios?

¿Qué son los Aditivos Alimentarios?

Si estás acostumbrad@ a leer las etiquetas de los productos alimentarios que compras habitualmente en el supermercado, es posible que la información que vamos a darte a continuación te resulte familiar.  Si no las lees y no tienes intención de hacerlo, este post te puede ayudar a entender qué es lo que estás consumiendo diariamente y si realmente te merece la pena seguir haciéndolo.

Se denomina aditivo alimentario a toda aquella sustancia que se añade de forma intencionada a cualquier producto alimentario durante su fase de preparación, elaboración, envasado o conservación para mejorar alguna de sus características organolépticas como son el sabor, la textura, el olor y el color o bien, para aumentar su vida útil, es decir, el periodo de tiempo que transcurre desde su elaboración hasta su deterioro.

Dentro de los aditivos  se encuentran los conservantes, colorantes, antioxidantes, estabilizantes, edulcorantes…que es obligatorio que aparecen reflejados en las etiquetas de los productos que los contienen junto con la información nutricional de los mismos.

La Comisión del Codex Alimentarius Mundi se encarga de evaluar la toxicidad de los distintos aditivos que se añaden a los alimentos con el objeto de asegurar que su ingesta no produzcan ningún daño a la salud del consumidor. En España, corresponde al Código Alimentario Español la reglamentación de los aditivos alimentarios y la elaboración de las listas positivas de aditivos autorizados.

Estas listas positivas son abiertas, es decir, en cualquier momento pueden añadirse nuevos aditivos que hayan pasado los controles pertinentes, o por el contrario, retirar de la lista cualquier aditivo que tras nuevos ensayos toxicológicos se demuestre que no es tan inofensivo como se podía pensar inicialmente y que puede producir o está produciendo ya, daños al consumidor final.

A pesar del control que se lleva a cabo, hay indicios de que los aditivos autorizados,  es decir, aquellos que se están utilizando actualmente en nuestros alimentos no son totalmente inocuos, relacionándose su consumo con determinados casos de intolerancias y alergias alimentarias en personas sensibles, mientras que el resto de la población se ve afectada negativamente por el efecto sinérgico que se produce al acumularse estas sustancias dentro de su organismo.

Los aditivos alimentarios aparecen designados mediante un número de 3 ó 4 cifras precedido de la letra E. Ésta E (de Europa) indica que es un aditivo cuyo uso está autorizado en todos los estados miembros de la Unión Europea.

No necesitas aprenderte la numeración que corresponde a cada aditivo, hay cientos de ellos y no merece la pena. Simplemente con conocer la primera cifra de cada grupo puedes saber el papel que desempeña cada aditivo dentro del alimento que lo contiene.

E 1.. Colorante
E 2.. Conservante
E 3.. Antioxidante
E 4.. Emulgente, estabilizantes, espesantes y gelificantes
E 5.. Agentes antiaglomerantes ácidos,bases y sales
E 620 a E 635 Potenciadores de sabor
E 901 Agentes de recubrimiento
E 950 a E 967 Edulcorantes

 

La IDA o Ingesta Diaria Admisible es la dosis de cada aditivo (por kilogramo de peso corporal y día) que una persona sana puede ingerir durante su vida sin riesgo para su salud.

Después de lo comentado anteriormente, seguramente te estés preguntando si es posible superar la I.D.A. con nuestra dieta habitual. La respuesta es que en principio es difícil que superes esta cantidad en un día, a no ser que consumas distintos alimentos que contengan el mismo aditivo.

Por ejemplo, los sulfitos son un aditivo que se utiliza como conservante y que mejora el color del alimento al que se añade.  La IDA de los sulfitos es de 0,7mg/kg peso/día por lo que si pesas 70 kg, no deberías ingerir más de 49mg de sulfitos por día. Pues bien, si ingieres en el mismo día, frutas secas, crustáceos, carne y vino en cantidades moderadas, tu ingesta de sulfitos ascenderá a 63mg, que estaría por encima de la ingesta diaria admisible y con las consecuencias negativas que este exceso provocaría en tu salud.

Nuestra recomendación final, sobre todo si no tienes intención de leer las etiquetas, es que reduzcas la ingesta de aditivos en lo posible ¿Cómo hacerlo? simplemente optando por un mayor consumo de alimentos frescos en vez de tanto producto elaborado y muy especialmente si ya padeces sintomas de alergias o intolerancias alimentarias.

Para más información: www.70h2o.com/contacto  o si lo prefieres, puedes dejarnos tu comentario más abajo.

 

0